Hoy es 22 de septiembre, el último día del verano, (según la web del Ministerio de Fomento) aunque aquí en Sevilla parece que no se acaba, y como casi siempre disfrutaremos unas semanas más de buen tiempo, en mi opinión demasiado bueno y demasiado tiempo. La mayoría de los mortales ya hemos vuelto de las vacaciones y nos vamos incorporando a la rutina, los hay con suerte y aún les quedan vacaciones por disfrutar, y los hay con pasta que viven de vacaciones permanentes, a todos ellos les doy mi enhorabuena, aprovechad mientras podáis que no se sabe nunca…

Bueno a lo que vamos, fin del verano equivale a muchos días de sol, mar, piscina, aire libre y aire acondicionado, vividos, disfrutados y acumulados y todo lo que acabo de enumerar, TODO, provoca deshidratación de la piel. Con suerte has seguido los consejos de este post y has utilizado un buen fotoprotector, y un after sun además de un nutricosmético solar (esto ya es de supercampeones); pero también te ha podido pasar que  después de varios días has dejado de usar el fotoprotector porque pensabas que ya no te ibas a quemar…ERROR!!… o que cómo íbas con mucha prisa después de la ducha la mitad de las veces no te has puesto aftersun ni una triste crema hidratante…ERROR!! (otra vez), ayyy y ahora estás seco como una pasa, eso sí una pasa bronceada como la abuela de Cameron Díaz en Algo pasa con Mary, bueno este sería un caso extremo.

Los signos de una piel deshidratada son tirantez, sequedad, descamación, rojeces,e incluso finas arruguitas. Cuando se aplica loción hidratante la piel la absorbe rápidamente, es una piel que “tiene sed”. ¿Te reconoces? Pues aquí van los consejos básicos para una buena “cura de hidratación”:

  • BEBE AGUA: el number one de los consejos como no podía ser de otra manera, pero hay que recordarlo siempre. Bebe antes de tener sed, aporta líquidos a tu organismo también en forma de zumos de frutas e infusiones que además de mucha agua también contienen antioxidantes. Evita el alcohol y el café en exceso porque tienen un efecto deshidratante.
  • Utiliza limpiadores tanto corporales como faciales SIN DETERGENTES, ya que éstos para limpiar la piel arrastran la barrera hidrolipídica, y te dejan como diría mi abuela “escamondao”, muy higiénico pero poco recomendable en una piel agredida.
  • EXFOLIA SUAVEMENTE rostro y cuerpo, por estar expuesto al sol tu piel se engrosa y es momento de eliminar las capas de células muertas que se han ido generando. He dicho SUAVEMENTE…deja ese guante de crin que es peor que un estropajo verde, usa cremas exfoliantes apropiadas, sobre todo en la cara.
  • Aplica dos o tres veces por semana MASCARILLA FACIAL HIDRATANTE durante la noche, para que le de tiempo a tu piel a absorber la cantidad que necesite, por la mañana retira el exceso con un tónico suave.
  • Utiliza una CREMA CORPORAL HIDRATANTE, corporal es para el cuerpo, sí todo el cuerpo, tu barriguilla y tu espalda también existen, y se sienten discriminadas, porque sólo tienes ojos para tus extremidades, qué injusticia…
  • No te olvides de LOS PIES, has ido descalzo por la arena a 50 grados, has andado en chanclas, en sandalias, con el pie descubierto y expuesto, ahora está seco, agrietado, con durezas…vamos un horror, así que unos poquitos de cuidados específicos  (exfoliar, limar, hidratar) no te vienen mal.
  • Toma un NUTRICOSMÉTICO para reparar el daño que le has hecho a tu piel, lo que se busca es que aporte antioxidantes y sustancias que nutran desde el interior. Äcidos grasos omega 3, resveratrol, coenzima Q10, vitamina E, selenio…

El final del verano llegó, como decía la canción, y en Farmacia Ciencias18 te esperamos para ofrecerte los productos más adecuados para que esta cura de hidratación sea a la vez un placer y un éxito.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies