Estamos estrenando verano, por fin ha llegado y parece que va a quedarse, eso por lo menos espero yo porque ya me estaba cansando de mirar el tiempo en el móvil todas las mañanas para decidir si me ponía mangas largas y chaqueta o vestidito de verano con sandalias…una esquizofrenia textil absoluta. Ahora con las temperaturas a las que llegamos vamos a estar expuestos al sol sólo con salir a la calle y ni que decir tiene que comienza la temporada alta de playas y piscinas, y eso es un gustazo, la verdad es que tenemos suerte por tener de un clima como el nuestro, porque el sol tiene muchos efectos beneficiosos sobre nuestra salud:

  • Es necesario para que el cuerpo fabrique vitamina D, una de las funciones más importantes de esta vitamina es la fijación de calcio en los huesos, su déficit se relaciona con problemas como la osteoporosis y descalcificación.
  •  Es un antidepresivo natural, actúa sobre el estado de ánimo y la vitalidad de las personas, esto se comprueba fácilmente viajando a Londres en diciembre, subes al metro y observas, y no digo más… no vaya a ser que esto lo lea un londinense y se ofenda.
  •  Mejora muchas enfermedades cutáneas como la psoriasis, dermatitis atópica, ictericia neonatal.
  • Activa la circulación, los rayos infrarrojos penetran en profundidad produciendo una vasodilatación.

    Pero con el sol, como todo en esta vida, no todo es bonito, también tiene su lado negativo que es ya bastante conocido pero que no está de más recordar:  Puede provocar deshidratación e insolación, por los rayos IR. Fotoenvejecimiento. Fotosensibilización y fotoalergia. Cáncer cutáneo. Melanoma…

    Hasta ahora no he hablado de una de las mejores consecuencias del sol: el bronceado, sí ese colorcito dorado que coge nuestra piel que es sinónimo de descanso, relax, vacaciones… y es que uno de los placeres de este mundo es tomar el sol, al menos para mí, con un libro y si sopla una leve brisa mejor… bueno, me voy a centrar en el bronceado, que mi imaginación ya está volando a playas paradisíacas.

El bronceado no es más que un mecanismo de defensa del cuerpo frente a la exposición solar, y dicho así acaba de perder todo el romanticismo, pero es cierto, la piel se defiende de las radiaciones solares de dos formas:

  1. Engrosándose, seguro que conocéis a personas que por su trabajo o estilo de vida han estado muy expuestas al sol y puede observarse como tienen la piel más gruesa, más rugosa.
  2.  Pigmentando; se produce la síntesis de melanina en las capas más profundas de la piel y esta sustancia es la responsable del color oscuro de la piel. No todo el mundo tiene la misma capacidad de pigentación, se diferencian 6 grupos en función del color de la piel, ojos, cabellos, y capacidad de broncearse se denominan “fototipos“, seguro que habéis oido hablar de ello, es muy importante saber cuál es nuestro fototipo a la hora de elegir las cremas solares más adecuadas.

 Por último hay que tener en cuenta otros factores que afectan sobre las radiaciones solares:

  • Horario: mucho más intensas desde las 12 a las 16.
  • Condiciones atmosféricas: el cielo nublado absorbe una parte de la radiación pero lo peligroso es que dejamos de percibir el sol, bajamos la guardia y zas!! quemadura al canto. La niebla también es peligrosa porque dispersa los rayos.
  • Superficie sobre la que se refleja el sol: a los efectos de la radiación directa hay que sumarles los de la radiación reflejada, ordenados de mayor a menor capacidad de reflexión están nieve, agua, arena y hierba.
  •  Lugar y ángulo de incidencia, por supuesto no es lo mismo tomar el sol en el Caribe que en La Antilla, mientras más cerca del ecuador estemos más directamente se reciben las radiaciones solares.

    Bueno, pues después de este rollo prometo que la semana que viene cuento que hacer para prepararse para tomar el sol.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies